Estas son las garantías para inmuebles que debes saber

Las garantías para inmuebles por lo general ofrecen una cobertura limitada a la mano de obra y los materiales de algunos componentes específicos de la casa, por lo que si estás pensando en invertir en bienes raíces este artículo te interesa. Garantías por mencionar algunas, nos referimos a componentes específicos como las ventanas, la calefacción, la ventilación, la plomería y los sistemas eléctricos. En las garantías se suele explicar cómo se llevarán a cabo las reparaciones. 

Temporalidad en garantías para inmuebles 

Un año

La cobertura por la mano de obra y los materiales de la mayoría de los componentes suele vencer después del primer año. Por ejemplo, la mayoría de las garantías de las construcciones nuevas cubren el revestimiento y las terminaciones de estuco, las puertas, marcos y molduras, y la mampostería y pintura durante el primer año. 

Dos años

La cobertura para los sistemas de climatización, la plomería y los sistemas eléctricos es generalmente por dos años. 

10 años

Algunos constructores dan cobertura por hasta 10 años para los “defectos estructurales principales”, lo que suelen definir como problemas que causan que la vivienda sea insegura y que ponen en peligro al propietario. Por ejemplo, un techo que puede colapsar es un “defecto estructural principal”. 

Situaciones y elementos que generalmente no están cubiertos las garantías para inmuebles

La mayoría de las garantías de casas nuevas no cubren los gastos en los que pueda incurrir un propietario como consecuencia de un defecto de construcción mayor o una reparación cubierta por la garantía, como los gastos por tener que mudarse y vivir en otro sitio mientras se realizan las reparaciones. 

Las garantías para inmuebles del constructor tampoco suelen cubrir lo siguiente: 

  • Aparatos electrodomésticos. 
  • Pequeñas grietas en ladrillos, azulejos, cemento o yeso. 
  • Componentes cubiertos bajo una garantía del fabricante. 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

TAMBIÉN TE PODRIA INTERESAR